Seleccionar página

Elegir mejores alimentos para nuestro cuerpo es algo que muchos trabajamos todos lo días. Por eso digo que no hay mejor regalo para nuestros hijxs que enseñarles a hacer esto desde chicos. Así, si lo aprenden desde temprana edad, naturalmente lo harán siempre.

En nuestro artículo «Comida para niños: una mafia» hablamos de por qué la «comida para niños» es comida super procesada y chatarra que se les da a los pequeños en las fiestas y en algunas casas. ¿En qué momento se volvió algo «normal» que los nuggets, la pasta con crema y las salchichas fueran comida de niños? 

Siguiendo la misma idea, si desde bebés dejamos que nuestrxs hijxs coman solos, se ensucien, experimenten texturas, olores y sabores, les estamos dando un muy buen comienzo en el tema de cuidarse así mismos. Así como si los enseñamos que las manzanas o las papas no vienen del super, sino de los árboles y de la tierra, les enseñamos a cuidar y respetar a la naturaleza, no crees?

Los papás y mamás sabemos que muchas veces la hora de la comida puede ser una batalla con lxs hijxs. Recuerda que cada uno tendrá gustos diferentes, entre ellos y los tuyos. Por eso acá te recomendamos:

5 tips para enseñarle a tus hijxs a tener buenos hábitos alimenticios 

1. Has comidas en familia, por lo menos una vez al día. Con hijxs de cualquier edad, desde bebés hasta adolescentes. Crea un espacio sano de convivencia, donde no sea un momento de regañar ni discutir sino todo lo contrario. Un momento de convivencia agradable. En general, evita que coman viendo tele o ipad o un teléfono. Que el ratito que dura el desayuno, comida o cena, sea eso, un momento de alimentarse y convivir. 

2. Ofréceles comida variada, para que el probar cosas nuevas sea algo natural. No siempre prepares la comida igual. Tal vez a las quesadillas les puedes poner flor de calabaza de vez en cuando, o rellenar los chiles poblanos con algo diferente, hacer frijoles de diferentes colores o incorporar lentejas o garbanzos que hacía tu abuela. 

3. Sé un ejemplo, come sano y prueba cosas nuevas enfrente de ellos. Lxs niñxs aprenden de ti todo el tiempo. 

4. Evita pelearte para que coman. Que la hora de la comida no sea un campo de batalla, busca estrategias para motivarlos, como: que ellos mismos se sirvan lo que van a comer; Dales a elegir una u otra verdura; Enséñales el plato del bueno comer y que entiendan que debe haber un equilibrio en todos nuestros alimentos; Hazles un plato arcoiris que coman cosas de todos los colores; Haz el menú semanal con ellos, que escriban sus alimentos favoritos, tu los tuyos y así hay de todos los gustos. Evita condicionar con postre, ni premies alguna conducta o acción con un postre.  

5. Involúcralos en el proceso de cocinar y hacer la lista del super. Que elijan cosas que les gusten, propongan platillos, preparen cosas. Desde lavar las frutas y verduras, pelarlas, hacer su lunch, hasta hacer un agua de limón o una ensalada.

 

¿Te gustaría recibir información semanal sobre alimentación consciente?

¡Gracias por suscribirte!